He vuelto

He vuelto

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Me siento afortunada

No estoy rara, sino intratable

Anna Karenina, L. Tolstoi


Hoy me he levantado de muy mal humor, y eso suele pasarme en muy contadas ocasiones a lo largo del año. Es el típico momento en el que nadie puede decirte nada porque es discusión asegurada. Sin embargo, a medida que transcurría la mañana todo se ha ido recolocando.

Me he comprado la Vogue de octubre y un pintalabios color cereza y he comido un plato de spaghetti con parmesano y tomate mientras la ojeaba. Cuando tomaba el café, me ha llamado N. y hemos quedado en trabajar juntos con photoshop la semana que viene. N. es uno de mis mejores amigos y quien me hace los logos y diseños para diferentes proyectos en los que he ido trabajando. En otra ocasión os hablaré sobre él, pues posee una sensibilidad muy especial y además es un gran artista del graffiti.

Estos días andamos de aquí para allá ayudando a L. en los preparativos de su boda, que es el viernes, y dando los últimos retoques a varias sorpresas que le tenemos preparadas.Al escribir pienso en lo preciosa que está con su vestido y automáticamente esbozo una sonrisa de oreja a oreja. Hemos crecido y compartido tantas cosas juntas que me alegro infinitamente de que al fin haya encontrado un compañero de vida. Porque si algo admiro en su relación es la complicidad que tienen y la capacidad de funcionar como un verdadero equipo de dos, apoyándose mutuamente de forma incondicional. 

Y es que en el amor, ya no nos valen las tonterías.

(Vuelvo a sonreír de oreja a oreja).

Historias del desencanto, A. Valle, 2005


No hay comentarios:

Publicar un comentario